11.11.2013

Por si regresas

Amor,
es tan fácil el olvido
que no sabrías detenerlo.
Ni siquiera sabrías que ha llegado.
Es como el relámpago antes del trueno,
y lo que nos queda
es ese ruido que tanto miedo te da.

Amor,
no sabrías escuchar menos,
vernos más.
Evitar buscar otras flores,
cuando yo soy toda jardín.
No sabrías, amor.
Y como me duele tu ausencia,
como me pica la sal que dejaste.
Estoy seca, estoy lejos,
estoy ahogada,
aún sin mar.

Amor, es que hacemos tan simple despedirnos
una y otra y otra vez.
Como si los vacíos se llenaran con aire,
y el corazón aguantara más magulladuras.

Amor,
es tan fácil el olvido
que si vuelves
que sea para quedarte.


Tengo el inmenso placer de ser parte de los colaboradores de Sorbo de letras. 

No dejen de visitar su página, es increíble.

www.sorbodeletras.com

V.





(Este poema está siendo publicado en otra plataforma web)

2.15.2013

Muestra

Tenerte
tan lejos que no pueda tocarte
ni en letras
ni en camas
ni en nada.
Soltar la nostalgia de los recuerdos
que te llevas una y otra vez
y otra vez
y otra vez.
Tenerte
sin poder quererte
sin sentirme cerca
seca.
Describirnos en lo inmenso del pasado
en lo corto del presente
o en lo vasto del futuro
y que de nada sirva
que de nada sirva tenerte
cuando no tenemos tiempo.

2.01.2013

Soñar en puntas


Con reproducir y compartir este video me ayudan a graduarme de la universidad. ¡Disfruten y gracias!

1.17.2013

Verbo

Yo siempre he estado
atenta.
Sobrante.
Mientras se dividían las vidas y los días,
los recuerdos.
La nostalgia.
Yo siempre he estado en presente,
en pasado.
En futuros inciertos y solos.
Con hilos, sin hilos.
Amarrada, deshecha.
Siempre he estado
lejos,
cerca,
distinta de tus favoritos,
ajena a mi manera de ser.
Dañando,
cosiendo -nos-.
Siempre he estado por creerte la palabra;
la mentira, la -in-seguridad.
Siempre he estado
recibiendo aire,
nada.
Porque recuerdo-a- que siempre hay siempre,
pero no siempre lo habrá.