1.08.2012

La rebeldía de lo incierto

El diámetro despavorido de las frustraciones se agranda
y agranda
con el paso cansado de los días.
De las mañanas sin ganas y las noches sola,
tocándote en el frío,
besándote aunque juegues a besar a alguien más.
Ya yo no sé si me crees idiota,
o distinta
o perfecta para ti.
No sé si te vale madre,
sinceramente,
toda nuestra historia, o las promesas
o los besos entre la gente,
sin la gente.
O las 6 horas, 2 minutos, un momento.
No sé,
quizás solo te aburres de la monotonía de mis acciones,
de mi léxico basura y complicado,
de la catarsis diaria que no es más que miedo
miedo a que te vayas -otra vez-
es que te fuiste otra vez.



1.04.2012

Stephanie

"Siempre has querido que escriba,
que te escriba, -secretamente-
que todo esto sea para ti y por ti.
Egoísta,
una y mil veces.
Siempre has estado presente,
aunque te vayas.
Aunque ni cerca, ni lejos, ni en mi cama durante la noche,
ni -mucho menos- en la tuya besándonos sin el pudor y el miedo cerca.
Aunque no haya ventana para asomarnos y no caernos.
Constantes, por culpa de esta absurda energía perenne.
Por los interminables lazos que unen lo que ya no existe,
lo que ya no existe, lo que ya no existe;
por favor, lo que ya no existe.
Lo que has dañado con los años,
con las mentiras,
con estos juegos de falsedades en los que te llevas todas las malditas medallas.
Con lo vacío de alguien más mientras yo me volteo el alma en los intentos,
para hacernos por fin felices.
Mientras yo me quedo sentada esperando a que seas capaz - de una buena vez -
de ser quien siempre fuiste.
Quien nunca has sido.
Pero es que no tienes vergüenza al suturar, ni al cortar,
ni al hablarme de futuros, ni de perdones.
Ni de esperanzas,
que por ti odio.
No tienes nada,
y se te acaba la magia.
Se te van a agotar los momentos y mis fuerzas,
se me va a dañar todo el amor.
Me vas a dañar -más- nuestro amor.

Pero tú siempre, tú crees que siempre.
Porque tú si que sabes hacerme escupir este millón de letras,
ahora que la catarsis no me alcanza para explicarte cuantas veces se me ha partido el corazón.
Pero maldita sea,
tú siempre,
siempre."