12.01.2011

Paralelo

En el cielo las cosas son más bonitas.
A mi se me ocurre que quizás se te acabaron las molestias por los robos, la inseguridad y la mala cultura de este país que poco te dejo ser lo que querías. Se me ocurre que estás bien, porque no queda de otra que imaginarte tomándole fotos a las nubes y a nosotros que nos quedamos aquí abajo. Y es bien básico, bien egoísta, bien humano...llorar porque ya no vuelves de la capital a tomarte cafés cualquier tarde. Ni te vas a perder por buscarme en un hotel de mala muerte. Es egoísta quererte cerca hoy cuando durante tanto tiempo te tuve y no lo aproveche. Pero me cuesta. Se me atragantan las palabras en los dedos porque la verdad es que siempre te admiré en secreto, siempre quise mi regalo de cumpleaños que ya no podrás entregarme hasta que te acompañe. La verdad es que siempre me quedo suponiendo que la gente sabe y  tú no sabías nada.
Yo te quiero imaginar pintando las calles de otros mundos, dibujándole la barba a Dios. Se me ocurre que estés tan feliz como cuando sonreías, tan feliz como siempre. Y si nunca entendemos por qué te fuiste, pues que sea poesía por las noches, que sea agonía y arte, como tú.

Yo sé que ya no me dirás que te gusta lo que escribo, yo sé que es tarde hoy cuando te pienso y se me está arrugando el corazón. Yo lo sé Enrique. Pero estarás siempre en mi memoria.