10.27.2009

Mis disculpas.

Aquí están mis más sinceras disculpas, por observarte con una cara de estúpida, por quedarme sin aire cuando te tengo al lado, por besarte y no poder dejarte. Por cada vez que te digo que te quiero y que no te miento, por las manos agarradas, las mentiras fabricadas, mis disculpas por no querer jugar, por intentar e intentar. Por cada sonrisa que compartimos incluso por esas que fingimos. Disculpa por darte mi tiempo entero, por no querer que te separes de mi ni un solo momento, por querer hacerte el amor, por buscar actuar de una manera perfecta de sol a sol. Por perderme en las sábanas de tu cama, por planear cosas y no sentirme extraña. Disculpa también por nombrar tantas veces el pasado, por hacerte pasar malos ratos, por estar loca de remate, por escribir cosas que no debo aunque esto sea mi arte. Disculpame por detallar cada centímetro de tu cuerpo, por hacer muecas cada vez que se me agotan las palabras sin pedir permiso. Disculpame por celarte tanto, "con o sin razón"... por joder muchas veces la ocasión. Disculpame por sentirte en cada espacio, por querer compartir contigo mi llanto. Disculpame cada frase mal pronunciada, cada vez que rozo con mis dedos tu espalda... Disculpa todas y cada una de mis mañas. Disculpame por quererte enamorar, y porque hacerte feliz se haya vuelto mi prioridad. Disculpame de verdad, por no poder dejar de quererte cada día más...

10.25.2009

En la planta de tus pies


como no tengo nada que escribir (por ahora) se lo dedicaré a la canción que amé desde que la escuché por primera vez sin contar que hoy particularmente me despertó bailando en los rincones de la cabeza.

Como un pacto sin firmar
Yo no espero más de ti y tú de mí no esperas más
es un pacto sin firmar en la planta de tus pies
en el árbol, en la mar
Como un pacto sin firmar, yo no espero más de ti
tú de mí no esperas más, un pacto sin firmar
en la planta de tus pies, traes arena de otro mar
te los limpio y me hago el loco y como si esto fuera poco
antes roto que doblarme, antes muero que dejarte
Y no espero que seas nadie, para mí no es importante
yo no bailo con princesas pero te haré reina del baile
estoy a punto de romperme, porque me gustas con coraje
mira que te lo advertí, que te metes con quien no sabes
ya te habrás dado cuenta amor, que yo no hago cosas normales
ven que no voy a cambiarte ni tu vida será otra
yo te invito a este lugar, donde el amor no se equivoca
ven que no voy a cambiarte, ni tu vida será otra
ven conmigo a este lugar, donde el amor no se equivoca
como un pacto sin firmar yo no espero más de ti y tú de mí no esperas más
es un pacto sin firmar en la planta de tus pies en el árbol, en la mar
mira que te lo advertí que te metes donde no sabes
ya te habrás dado cuenta amorque yo no hago cosas normales
pero cuando quieras escaparte del cristal de tu escaparate
ven que no voy a cambiarteni tu vida será otra, ven conmigo a este lugar
donde el amor no se equivoca, ven que no voy a cambiarte
no quiero que tu vida sea otra, ven conmigo a este lugar donde el amor no se equivoca
ven, ven, que no voy a cambiarte, ven conmigo amor
ven conmigo a este lugar donde el amor no se equivoca
que yo no voy a cambiarte, no quiero que tu vida sea otra
y ven conmigo a este lugar donde el amor no se equivoca
Se equivoca...ni tu vida será otra

....se equivoca, el amor no se equivoca...se equivoca…

10.24.2009

Se vende

Esto es algo que escribí hace bastante tiempo. Pero ahora que lo leo nuevamente...me encanta.


Vendo un par de manos que juegan bastante bien con la piel, un cabello liso y perfecto y la sonrisa más grata conseguida. Vendo kilos de tristeza porque ya no estás, cajas de recuerdos todavía vivos y por si fuera poco, vendo toneladas de ganas de volver a tu lado. Vendo unos ojos que solo saben mirarte y una boca que aún busca besarte. Vendos todas esas cartas que nunca te entregué y los millones de escritos que te dediqué. Vendo una pizca de alegría, o mejor no, esa la empeño para cuando solo quiera estar en agonía. Vendo ropa vieja tirada en el suelo, vendo zapatos, vendo mis miedos. Vendo envases comprimidos de daño puro, vendo también engaños muy duros.Vendo todo el sexo que tuvimos, los mordiscos que nos dimos y lo que ni siquiera vivimos. Vendo los sueños, los planes, vendo todo y no por partes. Vendo un corazón bastante dañado, lleno de fisuras, amargo de tantas cosas falsas. Vendo una nariz nada perfilada y unos pies que siempre quieren salir a correr. Vendo monstruos de papel, fantasmas de nostalgia y algo importante, vendo todas mis palabras... Vendo la distancia que arruinó parte de nuestra relación, y junto a ella regalo un poquito de la locura que me invadió. Vendo los muebles de mi cuerpo, los fundamentos del lamento; vendo cada segundo en el que te pienso. Vendo las promesas de una vida segura, mejor no, regalo todo eso o lo boto a la basura. Vendo también un jardín de amapolas blancas, te las vendo a ti para cuando caigas. Vendo la esperanza de que regreses y vendo los celos que me dan, cuando te tengo y tú no estás. Vendo los relámpagos de un amor que se tornó tan efímero, vendo todas las veces que nos mentimos. Vendo mis noches jugando a ser tuya, vendo también la cantidad de ocasiones en las que nos alumbraba la penumbra. Vendo el orgullo roto de sentir que no pudimos, lo vendo barato, para que no se quede conmigo. Vendo las veces en las que te hice el amor, porque no le puedo poner precio todavía a lo que eso se sintió. Vendo el tiempo que yo pasé contigo y que tú quisiste comerte el mundo conmigo... vendo un día a la vez, porque no sé ya como mantenerme en pie. Acercate a mi casa, llevate lo que quieras; lo vendo todo y no me quiero dar cuenta. Vendo mis lágrimas que no se cansan de gritar tu nombre, vendo una voz que sabe hablar bien, esa no se equivoca cuando dice que hacer. Vendo todo, repito, vendo todo lo que queda por aquí en este huequito... y que quede claro, que lo vendo todo

para poder comprarme un poco de olvido.

10.21.2009

Aquí

Y aquí estoy yo... mordiéndome las manos para no cometer delitos. Huntándome el pensamiento con mantequilla, para que no se me queme de tanto pensarte. Respirando puros perfumes, para que el aire no me huela a ti. Aquí estoy, con los dedos amarrados para no intentar tocarte en la nada; con las ganas en una caja fuerte, para mantenerlas presas de locuras y con los pies en la tierra para no soñar de nuevo en las nubes. Estoy con el alma en pedazos, para que me la compongan otros brazos; con los labios apretados para no buscar tu veneno y con la piel desgarrada por tus heridas pasadas. Aquí estoy yo...buscando una salida, para que termines de irte, para que desaparezcas de mi cama, para que te nubles en la distancia...hoy estoy yo, por estar tan feliz, queriendo dejar todo a un lado.

10.19.2009

Dedicado a mi nuevo semestre

Yo quisiera hacerles una pregunta, una pregunta que me formulo todos los días en mi cabeza, una que realmente me atormenta.
¿Qué carajo le pasa a las niñas de ahora?...

Son como una epidemia, una enfermedad venérea. Con sus camisas de cuadros, bandanas de colores, pelo liso de peluquería... siendo ilegal que tengas la cara descubierta, la pollina debe ser perfecta...y unos pantalones tubito le dibujan las piernas. Con su bolcito de lado, puedo apostar que tan vacío como lo que tienen dentro...todas absolutamente todas fumando, y por supuesto el bendito celular lo tienen pegado con chicle en la mano.

¿Qué día presionaron el botón en el que salieron tantas sin motivo ni razón?

Van siempre en manada, solas se sientes como inutilizadas, gritando y llamando la atención de cualquier miserable que tengan a su al rededor; brincándole a los tipos con carro, la mayoría tienen un master en descaro. No tienen estilo, no tienen lugar...son todas una barata copia de lo que quieren intentar. Caminan como divas por todos lados, cuando no son dueñas ni de su propio espacio. Es impresionante como todas se creen homosexuales, porque es la moda, tú sabes, para ique verse más interesante. La lengua no les da para hablar corrido, quien sabe si escriben con puntos definidos. No piensan sino en beber y joder, y yo sinceramente me pierdo entre el ¿Cómo puede ser...?

No con esto intento que se sientan importantes niñas, no crean que todo esto es envidia, esto es que realmente me preocupa hasta donde ha llegado esta generación; que me da risa que se crean mucho más que yo; encuentro alarmante como es que todas ya han tenido miles de amantes, se ven mujeres...tan mujeres que parece que nacieron muchísimo antes. Yo me pregunto si alguien piensa como yo...cómo es que la base de la sociedad se perdió, cómo es posible que con esos vagos años...tengan fama de putas, de baratas...y muchas ya hasta de malas en la cama.

Haré una fundación para que los fondos se vayan únicamente a comprarles una personalidad. No sean tan monótonas, y lo siento...pero yo no me siento halagada de que quieran parecerse a lo que alguna vez nosotros fuimos. Si ustedes escucharan lo que dicen a sus espaldas... quizas dejaran de pensar de esa manera tan extraña.

Parecen lencería de buhonero.

10.18.2009

"Soñar no solo sucede cuando estás durmiendo"

Soñar, es creer en lo imposible, es vivir la realidad pensando en un más allá. Soñar, es dibujar una sonrisa en tus labios con simplemente una mirada. Soñar, es aprender a volar, es caminar sin andar, es pensar y pocas veces actuar. Soñar, es hacer una cadena de metas, una pulcera de ilusiones y una diadema de tantos, pero tantos colores. Soñar es amar más allá de lo infinito, es vivir en la realidad de lo que deseo. Soñar es recordar, es ser inmune a las mentiras, tener la cura del olvido y ser tentado a enamorarse desde cero. Soñar es cuando el mundo no tiene errores. Soñar es coser el alma junto al cuerpo, es pensar sin la cabeza y usar el corazón...o la intuición; es creerse las mentiras más dulces y saborear las verdades más amargas, soñar es hablarte sin las palabras. Soñar, es buscarle una salida a lo difícil que es la vida, es levantarte con ganas de intentar cada día, es saber que todo se puede sin buscar descifrar algún vago por qué. Soñar es sentir sin barreras, es tomarte de la mano y que todo me de vueltas. Soñar es que nada duela.


Y si soñar es cosa de niños...entonces me declaro la más pequeña de todas.

10.15.2009

Preámbulo VI .Mi país

Mientras caminaba por el único centro comercial "decente" de la zona, me afincaba más en la idea de detestar el haber nacido en un país tan tercermundista, y con una cultura tan miserable como pocas. No veo lógico, el hecho de que porque vivo cerca de la playa, me crean pescador; o cómo es que cuando iba agarrada de su mano me veían como un marciano; no entiendo cómo dejamos que la costumbre se convirtiera en un vicio asqueroso y difícil de dejar. Es imposible que no me repugne la inmundicia de mis calles, y me vea culpable frente al espejo cuando sé que yo también contribuyo a eso; me da dolor verlos pidiendo dinero y que no sea capaz de darles porque más tarde esos mismos pueden venir a robarme; es patético como mientras el presidente se va de viaje a los lugares mas recónditos del planeta yo estoy aquí viviendo y trabajando para al menos comprarme un par de pantaletas; me pega en el orgullo ir para otro lado y ver todo tan perfecto, que provoca llevárselo; no quiero creer que toda mi vida será como lo es hoy, no quiero imaginarme un futuro en donde tenga que partir el pan en dos, no sé como es posible que la gente no se de cuenta que día a día el reloj pierde más arena de la cuenta.

Me da tanta tristeza vivir en este país... me da tanta impotencia el no hacer nada para que cambie... y me da tanta arrechera querer irme sin lograr quitarme el miedo a hacerlo.

10.14.2009

Poema V


Para que tú me oigas
mis palabras se adelgazan a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas.
Collar, cascabel ebrio
para tus manos suaves como las uvas.
Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.
Ellas trepan así por las paredes húmedas.
Eres tú la culpable de este juego sangriento.
Ellas están huyendo de mi guarida oscura.
Todo lo llenas tú, todo lo llenas.
Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,
y están acostumbradas más que tú a mi tristeza.
Ahora quiero que digan lo que quiero decirte
para que tú las oigas como quiero que me oigas.
El viento de la angustia aún las suele arrastrar.
Huracanes de sueños aún a veces las tumban.
Escuchas otras voces en mi voz dolorida.
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas.
Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme.
Sígueme, compañera, en esa ola de angustia.
Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas.
Voy haciendo de todas un collar infinito
para tus blancas manos, suaves como las uvas.



Pablo Neruda
No puedo dejar de leerlo

10.13.2009

María y Juan


María y Juan eran dos jóvenes que vivían por y para el arte. Podían estar las horas del día jugando a verse los ojos y acariciándose el cuerpo que ya se había convertido en uno solo. María, era fanática de la música, una mujer despreocupada, liberal y poco respetuosa; a diferencia de Juan que con su extraño sentido del humor y sarcasmo insuperable, intentaba ser la persona más correcta que existiese. Eran una pareja perfecta, inigualable, eran la envidia de cada amor frustrado o no correspondido; pero por separados eran el error constante de vivir en agonía por no estar junto a su alma gemela; y esa fue la causa de su separación. María se mudo del país, Juan siguió en la rutina monótona de esperar los segundos de su compañía, se ahogaba en llanto todas las noches, y no hallaba la manera de controlarse. Ella vivía a sus anchas, jugando a ser libre y buscando felicidad en quien pudiera brindársela, pero su corazón tenía un nombre tatuado. El alma se fue llenando de dolor y los cuerpos dejaron de ser uno, él agonizaba y buscaba alivio en el licor, María componía canciones de despecho, libertad y amor. Pasaron los años y ellos dejaron de hablarse, nunca supieron como tratarse y lo demostraban esos encuentro furtivos en donde el sudor se hacía cómplice de las sombras, de los besos apasionados y de las manos tocando por todos lados. Juan buscó compañía segura, María solo se divertía. Y así fue que dejaron de ser la pareja del siglo, dejaron de enamorarse todos los días, dejaron de ser uno para ser menos que eso. Aún María y Juan se ven de vez en cuando; en reuniones, a veces en agazajos... y a pesar de que ambos son de mundos distantes, los ojos se encienden y el corazón galopa con fuerza cada vez que el perfume de amor llena el lugar donde están presas las ganas.

10.10.2009

¿Dónde estás musa?

Esa musa que me hacía escribir con fluidez se fue de vacaciones indefinidas, sin motivo ni razón coherente; me dijo que tenía que dejarme hundir poco a poco, para que cuando regresara escribiera los mejores recortes de un pensamiento; susurró a mi oído que estaba harta de mis confusiones, que le daba pereza intentar alumbrarme el camino porque yo ya no distingo la luz de la oscuridad; también me gritó que le daba asco en quien me estaba convirtiendo y que si pudiera irse para siempre lo haría, me gritó con una voz autoritaria y casi sonaba a realidad, pero ella sabe que no lo logrará, sabe que no puede dejarme sola mucho tiempo, ella siempre vuelve rogando que su fiel escritora la tome en cuenta, suplicándome que la deje dormir a mi lado, jalándome de los brazos para pedirme que me calme y la vea a los ojos, pero mi musa no tiene cara, no tiene sexo definido y mucho menos un nombre, yo solo sé que le gusta verme llorar y reír sin parar; ella cree que no me doy cuenta, pero también sé que se deleita cada vez que tengo un desliz, cada vez que soy cobarde ella viene para recordarme lo que el pasado es capaz de lograr en mi. Esta última vez, me dijo que es tanta la rutina que prefiere estar ausente, que mi teatro es más una obra de terror que una comedia y que cuando cayeran las cortinas, todo se haría polvo instantáneamente, porque nadie aguanta tanto tiempo una mentira. Mi musa se perdió en algún tepuy de la Gran Sabana, quizás está en Europa paseando, quizás en una playa nadando, yo la veo más bien escondida bajo una cama, o tal vez dentro de esta pantalla. Mi musa se quiso ir por mi culpa, y tengo miedo de que no vuelva hasta que yo deje de ser tan confusa.

10.09.2009

Que nochecita


el sonido me quebraba el alma, unas cuerdas y madera se apoderaron de mis segundos aquella noche. Era como si llorara y desgarrara lentamente mis pensamientos, como si se iniciara una película de recuerdos en mi cabeza, como si respirara tu perfume a pesar de ser monóxido lo único presente. Atravesaba las entrañas y yo ahí estaba, parada escuchando unas notas de categoría perfecta...y aún recuerdo cuando me dijiste una vez de desliz... "encontré el violín de mi papá, lo arreglaré para tocarlo"

Cristina

"Te extraño", le dijo mientras Cristina se revolvía entre las sábanas una noche igual a todas las demás. "Yo también te extraño..." respondió sin pensar en las consecuencias. "Contigo todo fue diferente..." volvió a aparecer...con aire de inocencia, con esa que caracterizó el tiempo de unión. "Lo sé" se limitó a responderle. Y las palabras se hicieron intensas, hasta desnudarse sin contacto. Se comieron los labios, se tocaron el cuerpo, se miraban con el amor que aún vive dentro del alma. "¿Por qué lo hiciste?" preguntó Cristina con el corazón en las manos, y sintiendo otras en sus mejillas. Sin poder responder, se echa a llorar, y la conversación como siempre queda en ese punto...donde no existen respuestas, donde las interrogantes se hacen inmortales, donde es imposible tapar el daño que hay, donde un te amo...suena a verdad aunque esté disfrazado de puras mentiras...
Unos días después, un cuerpo es encontrado en un cuarto abandonado, con unos preciosos ojos claros y el cabello dorado. ¿Por qué lo hiciste? se preguntó Cristina asustada... y sin saber responder, se echaron a llorar...

10.05.2009

Preámbulo V . Porque yo, creo

Ultimamente creo que he confiado demasiado en mis instintos y descubierto posteriormente que son perfectos. Creo en el karma cada día más, porque por jugar sucio, te jugaron igual; mismas condiciones, hasta en el mismo lugar; me da risa que tú lo sepas y te duela tanto que quema. Creo que la costumbre y el querer, se confunden vulgarmente con el amor, porque mientras amas, te dedicas; mientras haces lo dicho primeramente, solo provocas daño. Creo que la gente tiene un sexto sentido para intuir cuando algo está mal, pero no todos lo desarrollan, y me crece el ego diciendo que nadie lo logra como yo. Creo que el aborto debería de ser legalizado, pero controlado. Creo que el matrimonio es una institución, y que no lo necesitas para crear un lazo más fuerte, aún cuando quiero vestirme de blanco. Creo que una relación de poco tiempo puede ser igual o más intensa que otra que dure toda la vida. Creo en la inocencia, y en el inocente. Creo en que saber es poder. Creo en que el hacer el amor no tiene precio. Creo que despertar al lado de la persona que amas es insuperable. Creo que el destino no es lógico. Creo en que algunas palabras no se las lleva el viento. Creo que la gente aprende de sus propios errores. Creo que la gente es demasiado dramática. Creo en la pena de muerta. Creo que la igualdad social no es factible. Creo que la marihuana te bloquea. Creo que cuando te enamoras solo, pierdes, y pierdes completo. Creo que aunque duela, hay que darse su puesto, ¿si tú no lo haces quién lo hará por ti?. Creo que siempre hay fuerzas escondidas. Creo que la confianza se regenera, pero nunca por completo. Creo que la adicción es básica, y lo básico nunca es esencial. Creo en que nadie se muere de amor, y mucho menos de desamor. Creo que los suicidios son absurdos, y los intentos también; al igual que inducirse dolor. Creo en que el respeto es fundamental en cualquier circunstancia. Creo en un Dios. Creo que el que quiere puede, y mientras no quieras por completo, no podrás. Creo que la primera vez siempre le da más valor a su nombre cuando se acaba; y que jamás habrá algo igual o parecido. Creo en las comparaciones. Creo en que algún día madurarás. Creo en que la verdad siempre se sabe, y las mentiras no. Creo en que vivir vale la pena. Creo en que el amor si existe, al igual que los engaños. Creo que ser bohemio, es el mejor estilo de vida. Creo que ser tú mismo es mas que una marca o un género. Creo que cada quien es capaz de cambiar el mundo, su mundo y mi mundo. Creo en la diferencia entre bueno y malo, y respeto si no lo consideras igual que yo. Creo en que la comida y el sexo son los mejores placeres de la vida. Creo en el maquillaje. Creo en las miradas y los detalles. Creo en los amigos, esos que están lejos pero los sientes en tu piel. Creo en la igualdad, más no estoy de acuerdo con el socialismo. Creo en que si no eres independiente, no sirves. Creo que el alcohol te hace olvidar, pero al día siguiente recuerdas aún más. Creo que la gente es basura. Creo en que odiar es dar importancia. Creo en las terapias, pero a mi nunca me funcionaron. Creo que un párrafo puede cambiar tu manera de sentir, más nunca de pensar, y si lo hace no tienes personalidad. Creo en que la muerte debe de tener sus trucos. Creo en que lo mágico está encontrar y dejar gente en el camino. Creo que si una puerta se cierra, debe de haber otra escondida para salir. Creo que el dinero es fundamental, y si trae alegría. Creo que la felicidad está sobrevalorada. Creo que la poligamia da asco, pero me gustan los tríos. Creo que los hombres que golpean a las mujeres, son más mujeres que ellas, y que las que se dejan golpear, son estúpidas. Creo que lo predecible es aburrido. Creo que los ojos oscuros y profundos, me llaman la atención. Creo que siempre tengo la razón, pero es que pocas veces he estado equivocada. Creo que la Iglesia es una vil estafa. Creo que la cultura es la base de una sociedad. Creo que olvidarte es más difícil que aguantarte. Creo que lo efímero siempre duele más, o es lo que se recuerda con fervor. Creo en la música. Creo el sexo tántrico. Creo en que los gobernantes de los países deberían de tener preparación previa. Creo que el colegio es lo mejor, cuando ya saliste; y que la universidad es un mundo. Creo en la familia cuando está unida y apoya. Creo que los divorcios suceden porque la gente comete errores. Creo que el pedir perdón no sirve para nada porque más vale la actitud posterior. Creo en las almas gemelas, y que muchas veces son tan iguales que se hace imposible estar juntas. Creo en la vida en otros planetas. Creo que las ciencias no son exactas. Creo que todo sucede por una causa, no porque las cosas así deban pasar; pero creo que eso es un cliché que nunca dejaré de usar. Creo que la tecnología aleja a las personas. Creo que pensar demasiado es nocivo para la salud. Creo que los médicos también son humanos, por eso muere la gente. Creo que la infidelidad puede ser perdonada una vez, pero dos veces ya es un abuso. Creo que el dolor más fuerte, es el interno. Creo que los robos no son solo materiales y deberían de ser castigados. Creo que ser inmortal debe ser agobiante. Creo que la juventud está completamente atrofiada y es bizarro. Creo en que los pedófilos deberían de sufrir violaciones continuas. Creo que las películas son experiencias. Creo en la pasión. Creo en que los pecados capitales son un tema tabú. Creo que las épocas pasadas fueron maravillosas. Creo que el físico es importante. Creo que los mártires son gente idiota queriendo llamar la atención. Creo que muchas cosas son mentales. Creo en las dos. Creo en la reencarnación. Creo en que existe el alma, porque a veces duele. Creo que gritar te hace respirar de vez en cuando. Creo en que la felicidad de un hijo es lo que importa. Creo que la homosexualidad está creciendo cada día más. Creo en lo planificado y en lo espontáneo. Creo que el silencio es necesario. Creo que hacer ejercicio me da pereza. Creo en todo y a la vez en nada, y por sobre todas las cosas creo en mi


como sé que falta mucho, dejaré el post abierto.

10.04.2009

Hoy no creo en eso de "las cosas no pasan porque tienen que pasar"

A veces me canso de decirle al mundo que las cosas pasan por algo. No dedicaré este post solo a ti, sino a toda la gente que hace lo mismo que yo, por esas ganas de meter excusas para que no duela tanto. ¿Pasa porque así tiene que pasar? Mentira, pasa porque de alguna u otra forma así lo buscamos. Si tu carro se daña, es porque no le diste el mantenimiento adecuado; si lo nuestro se acabo, es porque ya no me amabas; si estoy con alguien más, es porque extraño sentirme feliz, porque ahora me hacen feliz; si ya no puedo ser su amiga, es porque hicimos cosas que dolieron demasiado para continuar; si la atracción se volvió más fuerte y no fue correspondida, fue porque así lo quiso; si me muero, es porque jamás aprecié la vida lo suficiente como para cuidarla. Todo pasa porque hacemos que pase. Juegas y haces que días como hoy, ESTO pase... yo lo intento tanto que hace que días como hoy...sencillamente me pase.

10.01.2009

Preámbulo IV


Gracias por aparecer en mi vida sin darte cuenta. Gracias por modelarme en la pantalla, por robarte mis letras, ojala por eso y por aquello, te metan presa. Gracias por estar cerca sin estarlo...por venir sin yo buscarlo. Gracias a ti, que te encanta mentirte, gracias también por mentirme. Gracias por todavía tener el derecho de arruinarme el día, gracias por no hacerme compañía cuando te lo pedía. Gracias por quererme y adorarme en fantasía. Gracias por tus sueños vacíos y nuestros proyectos vendidos. Gracias por irte cuando te provocó, por regresar cuando no te gustó. Gracias por darme siempre la razón, por afianzar mi ego y matar lo que quedó. Gracias por colocar testimonios en mi boca, que solo han salido de la tuya. Gracias por decir a los cuatro vientos lo que te confiaba. Gracias por ser y hacerme ser, quien nunca quise conocer...



Mis más hipócritas GRACIAS a ti...